Cuatro recetas con mango para las tardes de otoño

cuatro recetas con mango para las tardes de otoño

Mantener una dieta sana y equilibrada es posible durante todo el año. Compartimos cuatro recetas con mango para las tardes de otoño.

El cambio de estación nos trae nuevos sabores para degustar y mantenernos de forma sana. Este es el caso del mango, una fruta tropical muy recomendada para ponernos en forma aprovechando todos sus beneficios. Hoy compartiremos cuatro recetas con mango para las tardes de otoño.

No es necesario ser cocineros expertos para realizar exquisitos platos con esta fruta, pues son muy fáciles de elaborar. Prepararlos en familia puede ser un buen plan alternativo para disfrutar de la mejor compañía durante esas tardes lluviosas, ¡un plan diferente que permitirá que todos os beneficiéis de los nutrientes y vitaminas presentes en el mango! Estas son algunas de las propuestas:

Mouse de mango con chía

Esta receta vegana se caracteriza por su sencillez y por ser un plato repleto de nutrientes. La planta de la chía (salvia hispánica) se cultiva para la obtención de las semillas al ser muy ricas en antioxidantes. También aportan energía y vitalidad, además de reforzar nuestro sistema inmunológico. Para su elaboración, sólo es necesario triturar de tres a cuatro mangos (según la cantidad que deseemos conseguir) hasta obtener una mezcla homogénea. Posteriormente se añaden las semillas de chía.

mousse de mango para reponer energías

Esta receta está recomendada, especialmente, para niños y personas mayores.

Ensalada de espárragos y mango

Es una ensalada muy fácil de realizar, un plato saludable, con muy pocas calorías y apto para todos. Para realizarlo, cortaremos varias hojas de lechuga y las colocaremos en un plato. Añadiremos un mango triturado, acompañado de aceitunas junto con los espárragos (se recomienda de cinco a diez unidades). Es conveniente comprarlos naturales frente a los envasados.

Batido de mango para reforzar energías

La ingesta de frutas es vital para obtener la vitamina C que necesitamos de forma natural. Si te cuesta tomar las piezas enteras, puedes recurrir a los zumos y batidos. Para esta receta, necesitaremos batir dos mangos pelados, dos rodajas de piña y almendras molidas (un cuarto). También podemos añadir media taza de leche de almendras y licuamos. Finalmente podemos aderezar con un poco de canela.

Batido de mango con canela y almendras

No sólo nos ayudará a prevenir resfriados y gripes, sino que también será fuente de vitamina natural cuando necesitemos un aporte extra. Se aconseja tomar en el desayuno o entre horas.

Ensalada de mango y aguacate

Si queremos variar de sabor, esta alternativa puede ser una buena elección al estar formada por un mango (troceado), un aguacate, un tomate y pequeñas rodajas de queso de cabra (si no podemos tomarlo, podremos recurrir al queso sin lactosa).

ensalada de mango con aguacates y tomate

Son ingredientes totalmente naturales, con un aporte extra de fibra gracias al aguacate y mango, y que podemos adaptar según nos convenga. Aderezado con vinagre balsámico de Módena sabrá espectacular.