Historia del guacamole, una receta procedente de los aztecas

El guacamole es una receta impulsada por aztecas hoy distribuida por un gran número de países

El guacamole, receta impulsada por la civilización azteca, constituye un plato nutritivo que permite beneficiarnos de las propiedades del aguacate.

El guacamole, originariamente conocido como guacamol en Centroamérica y Cuba, es una deliciosa salsa de aguacate procedente de la civilización azteca. La receta, extendida tiempo después de la mano de los conquistadores entre los países europeos, ha evolucionado según la ubicación geográfica tanto en usos como en ingredientes. Un rico manjar que hoy podemos cocinar fácilmente y que merece ser conocido.

El nombre del guacamole procede del náhuatl “Ahuacamolli”, una unión de las palabras: “ahuacatl” (aguacate) y “molli” (mole o salsa). Según la mitología, el dios tolteca Quetzalcoatl ofreció esta receta a su pueblo y fue posteriormente difundida por la zona de Mesoamérica, ubicada en el este y centro de México y Guatemala. Para los aztecas el aguacate tenía ciertas connotaciones eróticas, creencia que impedía que las mujeres formaran parte de su recolección al considerarse un símbolo que representaba a los testículos.

En sus orígenes el guacamole se elaboraba a base de aguacate machacado, agua, jugo de limón, tomate y chile, aunque posteriormente se han añadido diferentes ingredientes como la cebolla,  el cilantro o el ajo. Las costumbres de consumo varían según el punto geográfico en el que nos encontremos. Así, en México es empleado para acompañar diferentes tipos de carnes, tacos o tortas, mientras que en otros países como Venezuela, también se utiliza para combinar con los diversos tipos de asados. Diferente es el caso de países como Estados Unidos, Australia o algunas regiones de Asia. En estas zonas, dado el elevado coste de exportación del aguacate, la receta se implementa con otros alimentos como la mahonesa para incrementar el volumen de la salsa..

El guacamole llegó de forma tardía a Europa, impulsado principalmente por los conquistadores. En el caso de España, gracias a la elevada producción de aguacates en zonas como la Axarquía malagueña, Granada o Gran Canaria, podemos disfrutar de esta sabrosa receta y beneficiarnos de todas las propiedades de esta fruta tropical, que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, aumentando el colesterol bueno por la presencia de grasas monoinsaturadas. Además es un antioxidante natural para la piel.

El aguacate es el ingrediente principal del guacamole, una receta nutritiva y deliciosa originaria de los aztecas

Pero, ¿cómo se prepara el guacamole? Son necesarios tres aguacates, 1/4 de cebolla, un diente de ajo y sal. También añadiremos dos pequeños tomates y un poco de limón que ayudará a evitar su oxidación. Realizada la mezcla, estará listo para servir acompañado por ejemplo de nachos o pequeños biscotes. Puedes ver cómo se hace en este práctico vídeo:

Y si esta receta no te ha parecido fantástica, echa un vistazo a nuestra receta Guacamole exotic fruit box edition, creada por nuestra Loleta.