Frutas tropicales ricas en colágeno

Litchis

Frutas tropicales como la guayaba, el mango o litchi proporcionan la cantidad de colágeno necesaria para el mantenimiento de los huesos y articulaciones.

El colágeno es una proteína que se encarga de mantener unidas las diferentes estructuras de nuestro organismo (piel, tendones, ligamentos, etc.). Repercute de forma directa en la formación de huesos y articulaciones.

A partir de los 30 años su producción natural comienza a reducirse en un 1%, siendo este porcentaje mucho mayor (entre el 40 y 50%) en edades ancianas. Por ello, la alimentación será un factor fundamental a la hora de mantener unos niveles adecuados de colágeno.

Este compuesto lo podemos encontrar en diferentes tipos de alimentos y en determinadas frutas tropicales como la guayaba, el mango o el litchi. Hoy conoceremos algunos nutrientes y frutas tropicales ricas en colágeno.

Guayaba, gran fuente de vitamina C

Una de las características de los alimentos con elevados niveles de colágeno es que son muy ricos en vitamina C. Este es el caso de la guayaba cuya composición llega a albergar hasta dos veces más esta vitamina que la propia naranja (184 mg por cada 100 gramos).

Puedes incluir la guayaba en tu dieta tomando una pieza diaria entre horas. Sus propiedades también son ideales para la creación de mascarillas muy fáciles de realizar: una vez obtengas el  jugo de guayaba (retira las semillas tras su obtención) añade dos cucharadas de limón, otra de miel y una de azúcar moreno. Realizar estas prácticas durante algunos meses ofrecerá resultados más que evidentes.

El mango y sus efectos antioxidantes

El mango es otra de las frutas tropicales muy ricas en vitamina C, siendo reforzada por la vitamina A y diferentes tipos de ácidos (málico, palmítico, p-cumárico y mirístico) generando un elevado poder antioxidante.

Toma un mango de mediano tamaño cada día, ¡tu cuerpo te lo agradecerá!

mango

El litchi, fruta tropical rica y nutritiva

Aunque no sea una fruta tan conocida como las demás, el litchi, además de contar con un peculiar y delicioso sabor, contiene elevadas dosis de vitamina C, interviniendo en la formación de colágeno. Se trata de una fruta ideal para aquéllos que quieran fortalecer sus huesos ya que, además nos aporta una importante cantidad de fósforo y calcio.

También es muy recomendable para los que hayan ganado algunos kilitos este verano, pues contiene muy pocas calorías.

Otros alimentos ricos en colágeno

Además de las tres frutas tropicales comentadas, es necesario compensar nuestra dieta con alimentos que también aportarán colágeno como es el caso de las carnes (pollo, pavo y bisonte), pescados, huevos o vegetales (destacando sobre todo los de color rojo y la remolacha).

Conviene además reducir determinados hábitos poco saludables como el consumo de tabaco, que destruye el colágeno y acelera por tanto el envejecimiento de nuestros tejidos.