Dietas con carambola: beneficios y consejos prácticos

Las dietas con carambola fortalecen el sistema inmunológico gracias a sus propiedades naturales. Conocemos los beneficios más relevantes.

La carambola es una fruta exótica popularmente conocida como “fruta estrella”. Esta denominación se debe a la forma que adquiere al ser cortada.  Este alimento, pese a no ser uno de los que tiene una mayor demanda en el mercado frutícola, contiene importantes nutrientes beneficiosos para el organismo. A continuación, detallamos las ventajas de las dietas con carambola.

La ingesta de esta fruta peculiar conlleva distintas ventajas para la salud:

Conveniente en dietas de adelgazamiento

La carambola es una fruta rica en agua y pobre en calorías, grasas e hidratos de carbono por lo que tiene un bajo aporte calórico. Entonces, podemos afirmar que es un alimento ideal para quienes deseen controlar o perder peso.

Posee propiedades laxantes

La pulpa de la carambola posee fibra. Todos sabemos que ésta actúa como reguladora del metabolismo y dota al alimento que la contiene de propiedades laxantes. Por ello, resulta un alimento adecuado para aquellas personas que padecen estreñimiento.

dietas con carambola: beneficios y consejos prácticos

Presenta vitamina C y A

Este aporte hace muy recomendable su consumo, sobre todo, en aquellas personas con carencias en dichas vitaminas o con necesidades nutritivas aumentadas. Por otra parte, la acción antioxidante de estas sustancias reduce el riesgo de padecer numerosas enfermedades como las cardiovasculares, las degenerativas o incluso el cáncer.

Fuente de potasio

La carambola destaca por su aporte de potasio, que es un mineral necesario para la transmisión y la generación del impulso nervioso. Esta buena dosis es conveniente para quienes padecen insuficiencia renal y precisen determinadas dietas relacionadas con este mineral.

Diabetes

Al ser una fruta que contiene un bajo aporte de hidratos de carbono (azúcares), puede ser consumida por personas que padecen diabetes.

En resumen, la carambola es una fruta que todos deberíamos incorporar en nuestra alimentación derivado de los múltiples beneficios que nos aporta. Más, concretamente, resulta indispensable para: deportistas; en dietas de adelgazamiento; en situaciones de estreñimiento; en momentos de estrés; con las defensas bajas; en situación de embarazo y lactancia; en determinadas enfermedades como la hipertensión y riesgo cardiovascular; con diabetes y para los fumadores.