La chirimoya, un ingrediente ideal para una ocasión especial

La chirimoya, un ingrediente ideal para una ocasión especial

La chirimoya es una fruta tropical con sabor dulce, cuya combinación resulta ideal para conformar postres originales.

La chirimoya posee una pulpa refrescante y muy aromática, cuya composición contempla importantes propiedades dietéticas y nutricionales. En esta línea, su componente mayoritario es el agua aunque también destaca por su aporte en hidratos de carbono y en vitaminas del grupo B. Asimismo, aporta fibra y minerales como son el calcio, potasio y hierro.

Entre sus múltiples aportaciones a nuestro organismo se encuentran: ayuda a corregir el problema intestinal; es una fruta de fácil digestión con propiedades laxantes; posee un efecto saciante y regulador del nivel de glucosa en sangre y, su ingesta puede reducir los niveles de colesterol.

Tras lo expuesto, se puede afirmar que la ingesta de chirimoya resulta ideal para todas las personas independientemente de su edad. Por ello, a continuación vamos a ampliar sus posibilidades de consumo como postre.

La chirimoya, un ingrediente ideal para una ocasión especial

Tarta de chirimoya

Ingredientes

Base galletas

  • 180 g de galletas de vino (vainilla, mantequilla).
  • 100 g de mantequilla.

Relleno

  • 3 chirimoyas.
  • 1 tarro de leche condensada.
  • 250 g de queso crema a temperatura ambiente.
  • 10 hojas de gelatina.
  • 2 claras.
  • 250 ml de crema helada para batir.

Cubierta

  • 1 taza de jugo de naranja.
  • ¼ taza de mermelada de damascos.
  • 3 hojas de gelatina.

Procedimientos

  • Para la base de galletas, trituraremos las galletas, las mezclaremos con la mantequilla y lo colocaremos en un molde desmontable de unos 25 cm.
  • Presionaremos bien la combinación anterior y lo hornearemos durante unos 15 minutos a 180 grados. Tras esto, lo dejaremos enfriar.
  • Para el relleno, batiremos el queso en crema junto, a la leche condensada, hasta tener una mezcla bien cremosa e integrada.
  • Hidrataremos las hojas de gelatina, las escurriremos y derretiremos en el microondas durante unos segundos.
  • Sacaremos la pulpa de las chirimoyas, le quitaremos las semillas y la reduciremos a puré.
  • Agregaremos la gelatina a la mezcla de queso y, añadiremos el puré de chirimoya.
  • Batiremos las claras de huevo y envolveremos la mezcla de queso – chirimoya.
  • Batiremos la crema helada y cubriremos la mezcla anterior.
  • Colocaremos toda la mezcla sobre la base de galletas. A continuación la refrigeraremos durante un par de horas hasta que se haya cuajado.
  • Para la cubierta, herviremos el jugo de naranjas y la mermelada y, lo dejaremos enfriar para ponerla sobre el relleno.
  • Finalmente, procederemos a enfriar todo hasta que el postre se haya condensado.
  • Desmoldaremos y lo serviremos.

Flan de chirimoya

La chirimoya, un ingrediente ideal para una ocasión especial

Ingredientes

  • chirimoyas.
  • 250 g de leche condensada.
  • 250 g de leche evaporada.
  • 5 huevos.
  • 1 cucharada de jugo de limón.
  • 150 g de azúcar.

Procedimientos

  • Extraeremos la pulpa de las chirimoyas, le quitaremos las semillas y la reduciremos a puré.
  • Batiremos ligeramente los huevos y los añadiremos al puré de chirimoya.
  • Añadiremos tanto la leche evaporada como la leche condensada a la combinación anterior. Lo mezclaremos todo y agregaremos 2 cucharadas de azúcar.
  • Coceremos el restante de azúcar con un poquito de agua  y el jugo de limón a punto de caramelo. Caramelizaremos el molde y lo dejaremos enfriar.
  • Añadiremos la pasta resultante de chirimoya al molde y lo coceremos al horno, a temperatura moderada, durante 1 hora. Tras esto, lo dejaremos enfriar, desmoldaremos y finalmente, lo serviremos.