La papaya, la mejor fruta para ponerte en forma

¿Quieres ponerte en forma de cara a los próximos meses de verano? Ya se acabaron las excusas…¡Pásate a la papaya y notarás la diferencia!

La papaya, fruta exótica procedente de Centroamérica, presenta multitud de beneficios para ponernos en forma y lucir cuerpazo el próximo verano. Rica en papaína, favorece los procesos digestivos convirtiéndola en la mejor alternativa para dejar atrás los excesos postnavideños, además de ayudar a combatir el estreñimiento al ser muy rica en fibra.

Su composición, alta en betacarotenos, nos permitirá lucir una piel radiante y luminosa, ayudando a frenar el envejecimiento. Se caracteriza también por tener un índice calórico muy bajo, siendo ideal para librarnos de la retención de líquidos por ser rica en potasio y baja en sodio, e incluso se aconseja para fomentar la fertilidad en los hombres de forma natural.

La papaya, la mejor fruta para ponerte en forma

Dieta de la papaya para ponernos en forma este verano

El sabor dulce y suave de la papaya, muy agradable para nuestro paladar, permitirá combinarla en nuestro menú, tanto con alimentos dulces como salados, y disfrutar de un manjar muy saludable.  Aquí te ofrecemos algunos consejos.

– Para el desayuno podemos elaborar un delicioso zumo de papaya y mango, que también nos servirá para  librarnos “del picoteo entre horas”. Muy fácil de realizar, la combinación será un aporte de fibra extra, con un elevado poder saciante además de proporcionar energía suficiente durante horas.

– Gracias a su textura, se trata de una fruta que permite incluirla también en ensaladas y acompañarlas con hojitas de lechuga, langostinos, nueces y el aderezo que más nos apasione.

– Para celebrar días especiales, porque también nos merecemos un capricho, nosotros mismos podemos elaborar un bizcocho de papaya y chocolate. Muy fácil de hacer, además de estar muy muy rico.

– Combiándola con otras frutas tropicales. Una idea original es cortar la papaya por la mitad, la vaciamos de semillas, la trocemos y la rellenamos junto con mango y pitaya, que ya teníamos troceadas.

¡Y a disfrutar buenos manjares!