Pitaya, la fruta que te hará ver la vida de color de rosa

pitaya, vida de color de rosa, exotic fruit box

Que la comida nos entra por los ojos es un hecho indudable. Por eso, vamos a descubrirte la pitaya, la fruta que llenará nuestras recetas de color y sabor

La pitaya es una fruta asiática y exótica de intenso color rosa que llega pisando fuerte para llenar nuestra dieta de colores alegres que transmiten salud. ¿Quieres saber más de ella y descubrir cómo puedes incluirla en tu dieta? ¡No pierdas detalle!

La vida no es de color de rosa, es cierto. Pero al menos, vamos a intentar ponerle siempre color, con recetas saludables, dulces y originales que transmitan alegría. Y la pitaya para eso es excelente.

Si eres del tipo de persona que no se pierde ninguna novedad del mundo de la gastronomía, sabrás de lo que estamos hablando. Si no es así, debes saber que ya existe una forma de hacer del mundo un lugar un poquito más dulce y cambiarle el color, al menos cuando nos sentamos a la mesa. Lo conseguimos con la pitaya, una fruta exótica propia de América Central, algunas zonas de Sudamérica, Vietnam y Filipinas.

Gran parte de su atractivo se encuentra en su color: un rosa intenso que permite descubrir, en su interior, unas minúsculas semillas dentro de una carne blanca y jugosa que la asemejan al kiwi.

Por si tuvieses pocos motivos para probarla, te hablamos de la gran cantidad de beneficios de los que podrás disfrutar al consumirla. Antiaging y multivitamínica, entre otros, ayuda a la creación de glóbulos rojos y es rica en hierro, calcio, fósforo y vitaminas B, C y E. Además, el 90% de cada una de las piezas es agua, por lo que resulta una pieza de lo más diurética.

Pitaya, la fruta que te hará ver la vida de color de rosa

Pero, ¿cómo se come? ¿En qué momento del día?

Como todas las frutas, lo mejor es tomarla cruda ya que es la forma más rica de sentir su sabor dulce y fresco. Para ello, sólo tienes que abrir la fruta y sacarle el interior con una cuchara.

Al igual que muchas frutas, es ideal para utilizarla dentro de alguna guarnición o postre, aunque siempre se recomienda ingerirla en el desayuno. También como protagonista de un batido o smoothie. El truco para exprimir al máximo su sabor es acompañarla con zumo de limón y combinarla con otras frutas tropicales como la sandía, el mango o la papaya. También es perfecta para preparar una buena ensalada de frutas.