El litchi, una pequeña fruta con grandes propiedades nutricionales

El litchi es una fruta tropical de bajo aporte calórico beneficiosa para la realización de múltiples funciones de nuestro organismo.

Esta fruta tan peculiar, proveniente de un árbol que lleva su mismo nombre, posee un interior suave y dulce así como una corteza rosa y áspera. Entre sus propiedades nutricionales, el litchi destaca por su gran aporte de vitaminas, especialmente rica en vitamina C, ácido fólico, vitamina K y vitaminas del grupo B. El consumo de esta delicia es muy saludable y, se puede consumir tanto natural como acompañada de otros ingredientes. Esto es, al ser una fruta tan versátil puede ser presentada en ensaladas, como aderezo para helados y yogures o incluso como elemento principal de mermeladas, salsas y otros dulces.

El litchi, una fruta pequeña con grandes propiedades nutricionales

Propiedades nutricionales del litchi

  • Contenido en vitamina C: es uno de los nutrientes más importantes en la fruta litchi y ejerce muchas funciones importantes en nuestra salud, entre ellas: permite la producción de colágeno, carnitina, catecolaminas y ciertos neurotransmisores; ayuda a prevenir las enfermedades cardiacas, Parkinson, Alzheimer y cáncer; contribuye a ralentizar el proceso de envejecimiento de la piel.
  • Contenido en flavonoides: los flavonoides tienen grandes cantidades de antioxidantes, lo que permite reducir las inflamaciones, mejorar la salud de las arterias y combatir el envejecimiento mediante la prevención y reparación del daño celular. Además, contribuyen a la prevención de la caries dental y a la reducción de la aparición de enfermedades comunes como la gripe.
  • Contenido en potasio: el potasio es un mineral sumamente importante para el correcto funcionamiento del organismo. Entre sus diversas aportaciones se pueden destacar: contribuye al mantenimiento de la tensión arterial sanguínea, estabiliza la estructura de células corporales, estimula los movimientos del intestino, interviene en la producción de proteínas y en el metabolismo de los hidratos de carbono.
  • Contenido en cobre: el cobre es otro mineral esencial en nuestro organismo. Éste permite el correcto funcionamiento del cerebro, sistema nervioso y cardiovascular, entre otras funciones, y ayuda al crecimiento de los huesos y al fortalecimiento del sistema inmune.
  • Contenido en rutina: la rutina o rutósido es un bioflavonoide con capacidad para combatir las alergias, infecciones bacterianas y el herpes. Además, son utilizados para las venas varicosas, hemorroides y moretones, al contribuir al fortalecimiento de los vasos sanguíneos.
  • Contenido en fenólicos: la pulpa del litchi contiene grandes cantidades de compuestos fenólicos. Éstos ayudan a proteger la salud contra las patologías cardiovasculares, de determinados tipos de cáncer y de la lesión hepática inducida por el estrés, al modular la disfunción mitocondrial. Asimismo, contribuyen al retraso del proceso de envejecimiento de la piel.
  • Contenido en flavanoles: los flavanoles son altamente conocidos pos sus propiedades antioxidantes. Éstos contribuyen a la eliminación de la inflamación y el daño de los tejidos causado por el entrenamiento de alta intensidad. Por ello, resulta ideal para tratar las enfermedades inflamatorias.
  • Contenido en proantocianidinas: las semillas del litchi contienen ciertos proantocianidinas que poseen un poder antioxidante más potente que el de la vitamina E. Igualmente, ejercen una actividad antiviral en nuestro sistema inmunológico protegiéndolo de virus como el Coxsackie o el herpes simple.