Rambután, un alimento exótico con grandes propiedades

El rambután, pese a que no es muy conocido, los expertos lo denominan “super fruta”, derivado de los numerosos beneficios medicinales que posee.

El rambután es una fruta tropical originaria de Indonesia, donde se emplea en la medicina tradicional y también supone un complemento para tratar enfermedades crónicas. Su consumo está ampliamente extendido por toda la India, Asia, Australia y América. Por otra parte, esta fruta exótica posee un tamaño pequeño, un sabor muy dulce, una pulpa muy jugosa y en sus semillas se encuentra un aceite de uso industrial. El rambután tiene un penacho de espinas muy característico que rodea todo su exterior, que a la hora de adquirirlo hay que comprobar que sean firmes y que no presentan ningún tipo de golpes. Esta fruta se puede almacenar en un lugar fresco y seco y consumirla de distintas formas: añadiéndola en ensaladas, combinándola con yogur, incluyéndola en postres e incluso prepararla para mermeladas.

rambután

Beneficios y propiedades medicinales del rambután

  • Anticancerígeno: el rambután contiene una gran  cantidad de antioxidantes, tanto su pulpa, como la piel y las semillas. Por ello, esta fruta contribuye a combatir diferentes tipos de cáncer.
  • Ayuda a aumentar  la energía: el alto nivel  de carbohidratos y proteínas de la fruta del rambután ayuda a reponer energías rápidamente.
  • Ayuda en el tratamiento de la disentería: la disentería puede ser tratada con la piel de la fruta.
  • Combate los residuos de los riñones: su fruta contiene fósforo que potencia la eliminación de los residuos de los riñones. El fósforo es fiel contribuyente en el desarrollo y conservación de los tejidos del organismo.
  • Contribuye en el fortalecimiento del sistema óseo: por ser rica en calcio, hierro y fósforo, la fruta del rambután es excelente para fortalecer los huesos.
  • Elimina los radicales libres: su poder antioxidante y su contenido de ácido gálico protege el cuerpo contra los radicales libres.
  • Fortalece el sistema inmunológico: el alto contenido de la vitamina C dela fruta del rambután  es ideal para fortalecer el sistema inmunológico, previniendo al organismo contra las infecciones.
  • Produce glóbulos rojos y blancos: la fruta del rambután es rica en cobre y manganeso. El cobre es esencial para que el cuerpo produzca glóbulos rojos y blancos. De igual manera el manganeso  contribuye a la producción de enzimas que son necesarias  para el funcionamiento del organismo.
  • Mejora el estado de la piel: derivado del alto contenido de agua de la fruta, ayuda a que la piel se mantenga hidratada y tersa, previniendo su sequedad y el envejecimiento prematuro.
  • Reduce la grasa del cuerpo: el alto contenido de fibra de la fruta del  rambután, así como el alto contenido de agua  y las pocas calorías que contiene son excelentes para reducir  la grasa del cuerpo. De la misma manera, las semillas de rambután ayudan a la pérdida de peso. Éstas suelen ser trituradas y mezcladas con otros alimentos.
  • Transporta oxígeno a los pulmones: el alto contenido de hierro de la fruta del rambután ayuda a transportar el oxígeno de los pulmones a los tejidos.
  • Tratamiento contra la diabetes: las semillas de la fruta del rambután son ingeridas para aliviar los malestares de las personas que padecen diabetes mellitus.
  • Combate múltiples malestares: las hojas del árbol del rambután también contribuyen al estado de la salud. Con ellas, se puede preparar una pasta, que aplicándolas en la frente alivian el dolor de cabeza. Asimismo, con dicha pasta se puede mejorar la salud del cabello pues posee propiedades nutritivas.